Nacido en el Castillo de Chapultepec

NACIDO EN EL CASTILLO DE CHAPULTEPEC

aot-visitando-alamos

ENTREVISTA DE ALVARO OBREGON TAPIA CON NICOLAS PINEDA PABLOS

Transcripción de Miguel Ángel Grijalva Dávila, Hermosillo, 2015

 

Introducción

El revolucionario, político y empresario Álvaro Obregón Salido, fue una de las figuras más importantes del movimiento armado iniciado en 1910, aunque él se sumó a las filas militares hasta 1912. Desde su puesto de presidente de Huatabampo, en el sur de Sonora (región que lo vio nacer), se enlistó para combatir a las fuerzas de Pascual Orozco y al gobierno de Victoriano Huerta. Nunca conoció la derrota en el campo de batalla. Su genio militar, su personalidad y su agudeza política, lo consolidaron como uno de los líderes de la revolución, logrando eventualmente asumir la presidencia para el cuatrienio de 1920 hasta 1924.  Fue uno de los personajes más importantes de la segunda y tercera década del siglo XX. A su vez, su gobierno y legado son claves para comprender el establecimiento del estado postrevolucionario.

El general Obregón tuvo dos matrimonios y una descendencia de nueve hijos. Primero se casó con Refugio Urrea, con quien procreó a Humberto y María del Refugio, además de dos hijos que murieron siendo infantes. Luego de enviudar, volvió a contraer nupcias en 1916, esta vez con María Claudia Tapia Monteverde, con quien tendría siete hijos: Álvaro, Mayo, Alba, Francisco, María Xóchitl, Cenobia y Ariel. Fue esta familia la que compartió con el general Obregón sus años como presidente.

El primogénito, Álvaro, se consolidó como miembro de una influyente camarilla de empresarios del noroeste mexicano. Además, ocupó el cargo de gobernador de Sonora a pesar de que no nació en la entidad, sino en el castillo de Chapultepec, en la Ciudad de México en 1916. Su sexenio (1955-1961), fue el objetivo de estudio de mi tesis de doctorado, no por tratarse del gobierno del hijo de un prominente revolucionario, sino por ser un periodo de agitación social y política que mostró lo agotado que estaba el estado implantado por la revolución.

En mi tarea por conseguir información del gobierno de Obregón Tapia, así como de su persona, en el año 2013 encontré un texto titulado “Orígenes de los gobernadores de Sonora”,[1] del investigador Nicolás Pineda Pablos. Como su nombre lo indica, dicho texto aborda los orígenes económicos, geográficos, sociales y familiares de cada gobernador sonorense después de la revolución, buscando las características comunes entre ellos mediante un estudio colectivo de sus vidas. Es pues, una prosopografía.

Mi objetivo al consultar el texto, fue conocer la información que contenía sobre Álvaro Obregón Tapia, así como de dónde la obtuvo el autor. Encontré que dicha información había sido adquirida de manera directa, en una entrevista que Nicolás Pineda Pablos le hizo Obregón Tapia en 1992, un año antes de que el entrevistado falleciera.

Contacté a Nicolás Pineda Pablos, mediante correo electrónico, para preguntarle por el paradero de la entrevista y las posibilidades de consultarla. Su respuesta, fue que dicha fuente fue usada para el texto, luego la arrumbó en algún lugar de su hogar. También me dijo que con gusto me la compartía, si la encontraba y si aún era audible, pues fue graba en cinta magnética y no se guardó en las condiciones más óptimas. Tiempo después, me envió un correo notificándome que encontró el casete que contenía la entrevista. Luego de unos arreglos, finalmente la tuve en mis manos.

Aunque la calidad del audio no es la mejor, si es entendible en su mayor parte. La transcribí, leí detalladamente, cité y representó un documento importante para mi tesis de doctorado, pues me ayudó a conocer la vida de Álvaro Obregón Tapia y su familia. Concluí que, si me ayudó en mis objetivos, también podría ayudar a futuras investigaciones, razón por la que decidí compartirla.

Dos son los temas que uno puede consultar en la entrevista Pineda-Obregón. La primera temática es la referente a la vida de la familia Obregón Tapia. A diferencia de otras familias de la revolución, esta contó con la particularidad de ser la de un líder triunfante que murió asesinado. La muerte del general Obregón Salido no fue como la de Venustiano Carranza, Francisco Villa o Emiliano Zapata, todos asesinados pero pertenecientes a grupos derrotados. Obregón Salido acababa de ser reelecto, además parecía que su influencia era superior a la de cualquier otro líder, incluso quizás también superior a la autoridad del congreso.

El asesinato del general Obregón Salido cambió el devenir de la política mexicana, pero también el de la familia Obregón Tapia, la cual se constituía de jóvenes (excepto la viuda, doña María Tapia). Álvaro era el mayor y no tenía si quiera quince años. Por lo tanto, como bien se puede leer en la entrevista, los Obregón Tapia se apartaron de la política y fueron tutorados en los negocios por otros hombres, otras familias cuya identidad se devela en la trayectoria del entrevistado.

Además de la vida personal y familiar del personaje, la entrevista sirve para conocer las características de su gobierno (1955-1961), y con ello, las de la política nacional de mediados del siglo XX. Obregón Tapia se dedicó a la agricultura, negocio que como él dice, aprendió de los viejos compañeros de su padre. Este ámbito –el empresarial agrícola-, es el que lo llevó a la gubernatura y fueron los hombres detrás de él los que definieron las prioridades de ese sexenio. Ahí podemos encontrar la influencia de Rodolfo Elías Calles Chacón (también hijo de un prominente líder de la revolución), Anselmo Macías Valenzuela, Leandro Soto Galindo, José Santos Gutiérrez entre otros. Mientras que a nivel nacional, en las palabras de Obregón Tapia podemos encontrar su relación con los secretarios de agricultura Nazario Ortiz Garza (1946-1952) y Gilberto Flores Muñoz (1952-1958), su trato con el secretario de comunicaciones Walter C. Buchanan (1955-1964) y su pertenencia a la camarilla de Abelardo L. Rodríguez.

Como todo buen político, durante la entrevista Obregón Tapia evitó tocar ciertos temas: no dijo nada de la huelga magisterial de 1960, tampoco de las complicaciones de su sucesión causadas por las riñas de su partido con el general Ricardo Topete, y sobre su candidatura en 1955 sólo se limitó a decir “cuando me di cuenta ya estaba metido”. Sin embargo, sí habló de la expropiación del Latifundio Greene en Cananea (en su momento el más grande del estado), de su labor como gobernador y su participación como miembro de uniones de empresarios agricultores, datos que fueron de mi interés y que bien podrían interesar a otras investigaciones.

pineda

Nicolás Pineda Pablos es Doctor en Filosofía con especialidad en Políticas Públicas y en Planeación Comunitaria y Regional por la Universidad de Texas, en Austin.

Está adscrito al Centro de Estudios de Gobierno y Asuntos Públicos en el Colegio de Sonora, donde se desempeña como líder del cuerpo académico de Gestión Integral del Agua. Su línea de investigación es el análisis y evaluación de las políticas públicas, sus ejes temáticos los actores y asuntos públicos, y gobierno y problemas actuales.

Entre sus publicaciones destacan “Río Abajo. Crónicas de la familia Pablos y otros parentescos del sur de Sonora” (2013) y “Modelos para el análisis de Políticas Públicas” (2013). Colabora como columnista en varios diarios locales, con textos que también comparte en su blog www.nicolaspineda.wordpress.com.

La entrevista con Álvaro Obregón Tapia, se realizó dentro del marco del proyecto “La administración pública del estado de Sonora”, financiado por el Instituto Sonorense de Administración. Se realizó en las oficinas del entrevistado, en la Agencia Nissan, que en ese entonces (diciembre de 1992), estaban ubicadas en la avenida Abelardo L. Rodríguez, en Hermosillo.

Nacido en el Castillo de Chapultepec

Entrevista de Álvaro Obregón Tapia con Nicolás Pineda Pablos

Transcripción de Miguel Ángel Grijalva Dávila[2]

AOT: Yo nací en el Castillo de Chapultepec.

NPP: ¿En qué fecha? Perdón.

AOT: En 1916, en Chapultepec, en una casa que está arriba de Chapultepec. Cuando mi padre era Secretario de Guerra y Marina.

NPP: ¿En el dieciséis?

AOT: Dieciséis.

NPP: ¿Se puede saber la fecha?

AOT: El dieciocho de diciembre.

NPP: Dieciocho de diciembre del dieciséis.

AOT: Dentro de doce días…

NPP: Va a cumplir noventa y… no, ochenta y qué…

AOT: No, ochenta y siete. No, no, setenta y seis años.  Registrado en la villa de Nogales, Sonora.

NPP: O sea, no se había registrado en el D.F.

AOT: No me quiso registrar mi padre.

NPP: ¿En la villa de Nogales lo registraron tiempo después?

AOT: Un mes después.

NPP: Está registrado en Nogales.

AOT: Cuando ya mi padre renunció a la Secretaría de Guerra y Marina, de don Venustiano, para lanzar su candidatura.

NPP: ¿Él fue secretario de don Venustiano Carranza?

AOT: De don Venustiano Carranza, el dieciséis. Y se vino a vivir a Nogales y me registró en la villa de Nogales. Tengo aquí un acta de nacimiento por si quiere verla, por si quiere conocerla.

NPP: Bueno, si hay posibilidad de una copia si se lo agradecería. Usted siempre ha pasado como sonorense ¿no?

AOT: Si, pude ser gobernador gracias a una reforma de Anselmo Macías: hijo de sonorenses, con cinco años de residencia en Sonora, pueden gobernar el estado. Y yo soy ahora sonorense por este decreto, que me declara el Doctor Ocaña, “Sonorense distinguido”.

NPP: Pues con mayor razón ¿verdad? Si quiere no se levante, si quiere yo le llamo.

AOT: Aquí debe de estar…

NPP: Pensé que iba con la secretaria.

AOT: El decreto número…

NPP: Es un boletín oficial, que declara a…

AOT: Es el número 286.

NPP: El decreto número 286, a los tres días de junio de 1982, firmado por Samuel Ocaña, Gobernador del Estado, y por el Secretario de Gobierno Licenciado Daniel Acosta Cásares. Bueno aquí arriba tiene la fecha de aprobación del primero de junio del ochenta y dos, por el congreso del estado y que declara ciudadano distinguido al señor Álvaro Obregón Tapia. Don Álvaro ¿Y su educación cómo fue? ¿Dónde comenzó usted su educación primaria? ¿Dónde vivió usted?

AOT: Yo estuve en México, los primeros años durante la presidencia de mi padre.

NPP: Años del veinte al veinticuatro ¿verdad?

AOT: Veinte al veinticuatro. Estuve en el Colegio Mexicano, que después fue Adalberto Correa, frente a la Plaza de Miravalle. Con posterioridad, cuando nos vinimos a Sonora, estuve en Navojoa, con mi hermano Mayo que ya falleció, hace un año. Cumplió un año de muerto el 27 de noviembre.

NPP: ¿Él vivía en Obregón?

AOT: Vivimos juntos, le llevaba yo once meses, diez meses dieciocho días. Anduvimos juntos todo el tiempo, hasta que ya nuestras carreras nos separaron.

NPP: Él se llamaba Mayo, ¿verdad?

AOT: Mayo, por el río. Como el río donde nació mi padre. Porque [inaudible], como le digo yo a usted, estaba a la orilla del río y ahora [inaudible] nace uno de los canales de la presa que lleva el nombre del presidente Ruiz Cortines, en el municipio de Navojoa. En Navojoa estuvimos en una escuelita particular, de unas señoritas profesoras, por unos meses. Ya que llegamos nosotros en diciembre, cuando entregó la presidencia mi padre. Después entramos a la vieja escuela Talamante que fue tumbada para hacerla nueva, ahí hice yo hasta cuarto año de escuela primaria y mi último profesor, fue el profesor Arturo Paz y el director fue don Leonardo Magaña. Los dos que en paz descansen.

NPP: ¿En Navojoa terminó su educación primaria entonces?

AOT: No, la primaria la terminé yo en Ciudad Obregón, después de muerto mi padre, en el Colegio Dworak, con don Fernando R. Dworak. Ahí terminé la primaria. La secundaria la hice en Estados Unidos, en Palo Alto California, en una escuela militar. Y después pasé a México en donde estudié en la Escuela Bancaria y Comercial, cuando era una escuela para empleados de bancos, que no tenía clases más que de ocho a nueve de la mañana y de seis a nueve de la noche.

NPP: Actualmente está por Reforma, no sé si sea la misma.

AOT: No, después ya tuvieron clases por Reforma. El director era el Licenciado Loera Chávez, pero estaba sostenida por los bancos, por la asociación bancaria. Entre mis profesores fueron muchos funcionarios del Banco de México, entre ellos el profesor Bello, que fue un magnifico profesor. Ya hace de esto bastante tiempo, la mayoría de ellos profesionales del Banco de México.

NPP: ¿Y de que era el título que sacaban?

AOT: Contador privado y funcionario bancario. Yo ya terminé esta carrera corta y me vine a ayudarle a mi madre en el Valle del Yaqui. Mayo siguió la carrera, entró al ESIME[3] siguió la carrera de mecánico electricista y cuando se estableció la de Ingeniero Aeronáutico, fue de la primera antigüedad de ingenieros aeronáutico. Ya lo transfirieron al Politécnico Nacional de la que fue fundador, Mayo. Ahí estuvo él de discípulo del maestro muy querido, quien yo traté después como gobernador, el ingeniero que fue Secretario de Comunicaciones con Ruiz Cortines, subsecretario encargado del despacho, y con López Mateos ya de secretario, el ingeniero… se me fue el nombre ahorita.

NPP: ¿Secretario de Comunicaciones?

AOT: Si.

NPP: ¿Bracamontes?

AOT: No, no, no. Era subsecretario, fue jefe de Bracamontes… ¡Buchanan!, Walter C. Buchanan.

NPP: ¿Mexicano?

AOT: Si, mexicano. Walter C. Buchanan. Un técnico en electrónica de lo mejor que hay. Ya de ahí, empecé yo a sembrar en la costa de Hermosillo [y] en el Valle del Yaqui, y los viejos agricultores compañeros de mí padres pues me enseñaron a sembrar. Fui fundador de la Unión de Crédito Agrícola del Valle del Yaqui, pero antes, fui vicepresidente de la Confederación de Organismos Agrícolas del Estado de Sonora, joven entre viejos que fueron fundadores de esta. Luego me vine yo a Hermosillo.

NPP: Después de los estudios de escuela bancaria y comercial ¿no tuvo otros estudios usted? posteriores, o sea, ¿lo que hizo usted en Estados Unidos fue la secundaria entonces?

AOT: La secundaria.

NPP: ¿Cuánto tiempo duró sembrando en Ciudad Obregón?

AOT: Pues hasta que me vine yo. Estando en Ciudad Obregón fue cuando abrí las tierras de Hermosillo.

NPP: ¿De la costa?

AOT: Mis títulos de aquí, el título mío y de mi señora, es de 1950. Fui pionero de la costa. Por eso cuando llegué al gobierno del estado, conocía la calidad de caminos que hay aquí y qué hacer con ellos. En los seis años que estuve de gobernador, dejé mil quinientos quilómetros de caminos pavimentados en el estado de Sonora, se dice fácil, pero es la distancia de México a Laredo.

NPP: Pues sí, es atravesar Sonora y Sinaloa.

AOT: El gobierno federal tardó en hacer. Sí me tocó el estado más largo de la república. Porque Sonora es el estado más largo, desde San Luís Río Colorado hasta Estación Don, es una distancia que ningún estado la tiene en línea recta.

NPP: Si que no se puede atravesar así tan fácil.

AOT: Son ciento ochenta y dos mil trescientos cincuenta y dos kilómetros cuadrados.

NPP: Usted dice que ocupó varios puestos dentro de los organismos agrícolas, ¿fundó la Unión Agrícola del Yaqui?

AOT: Bueno no fundé, fui fundador de la Unión de Crédito Agrícola del Yaqui. Yo fui vicepresidente de organismos agrícolas del estado de Sonora, cuando la confederación encerraba a todos los organismos que se fundaron… ¡No!, aquellos no eran organismos, eran asociaciones agrícolas. Ya después vino un gobierno que los abolió.

NPP: ¿Esto de las asociaciones era en la época de Rodolfo Elías Calles?

AOT: Las fundó Rodolfo Elías Calles. Fueron muy productivas.

NPP: En el Valle del Yaqui tuvieron mucho éxito.

AOT: Y las protegió en esta forma: se dio una ley para que pagaran el 10% de la producción agrícola los que estuvieran dentro de la asociación. Las asociaciones que se incorporaran a la corporación pagaban el 10% del impuesto de producción agrícola  al estado. Era una manera de tenerlos agrupados y hacer la fuerza de los agricultores en Sonora.

NPP: Quién era el presidente cuando usted fue vicepresidente ¿de la asociación me dijo? No, de la Sociedad de Organismos Agrícolas.

AOT: En un tiempo fue don Pepe Parada.

NPP: ¿José María Parada?

AOT: José María Parada. Otras veces fue Eduardo Vargas y pues ahí rotábamos distintos, entre puros viejos.

NPP: ¿Esta fue la asociación me dijo?

AOT: La asociación y la unión también. Don Pepe fue el fundador, presidente fundador.

NPP: José María Parada Campoy ¿verdad?

AOT: José María Parada, no me acuerdo si el apellido era Campoy.

NPP: Si, creo que sí.

AOT: No me acuerdo. Y él fue presidente siete años. Un señor muy serio y muy respetado. Después fui presidente yo un año y querían que me reeligiera, pero yo sugerí que entrara don Francisco Terminel, que había sido subsecretario de agricultura, amigo personal de don Nazario Ortiz Garza, secretario de agricultura en esa época con el licenciado Miguel Alemán. Y yo ya tenía mis títulos, y mi mujer y mis hijos aquí en la costa de Hermosillo, y empezaba a abrir la costa y no quería yo pues que mi inversión personal, era en la costa, se fuera a mal interpretar cualquier venta que se hiciera de Hermosillo, pues que fuera a haber una mal interpretación.

NPP: ¿Si le convenía a usted dejar las tierras del Yaqui para venirse aquí a la costa? ¿O cómo era la situación?

AOT: Bueno, aquellas eran de mi madre y mis hermanos.

NPP: ¿Cuántos hermanos son ustedes de padre y madre?

AOT: Somos siete.

NPP: ¿Hijos de María Tapia?

AOT: Y dos medios hermanos.

NPP: ¿Humberto?

AOT: Cuatro que nacieron del primer matrimonio. Los dos mayores murieron. Después quedaron Humberto y Refugio. Quedaron huérfanos cuando mi padre se fue a la revolución.

NPP: Si, que hay una carta muy famosa a Humberto creo.

AOT: La famosa es cuando él cumplió veintiún años. Yo tengo la que le puso, que también es una carta muy bonita, cuando se fue a la revolución. Yo la tengo en mi casa. No sé si  en el libro de Ocho Mil Kilómetros en campaña aparece, creo que aparece.

NPP: Yo la vi esa carta publicada en alguna parte.

AOT: No, la que se publicó fue la de los veintiún años. Esta es la de cuando él [Álvaro Obregón Salido] se fue, que tenía Humberto seis años. Esta de Humberto no está publicada, nomás se publicó en el primer libro. Dice, le dice a él que, por qué el quedó huérfano muy chico.

NPP: ¿Su padre? ¿Don Álvaro?

AOT: Si. Él quedó huérfano muy chico y lo criaron sus hermanas mayores, que eran maestras.

NPP: ¿Él era el menor de dieciocho?

AOT: Dieciocho.

NPP: Que montón de hijos ¿no?

AOT: Y los historiadores lo tienen equivocado, él nació el diecisiete de febrero, y lo ponen el diecinueve de febrero porque es el día de Álvaro, y se equivocan. Él vivió exactamente cuarenta y ocho años diez meses, por que murió el diecisiete de julio. Él le puso esta carta a Humberto y le dice, que toma las armas para ir a vengar la sangre del mártir Madero, que lamenta que a su corta edad [de Humberto] no lo permita acompañarlo, esta carta no está publicada, que si acaso él no regresa, que le encarga a su hermana “Kike”, porque así le decía “Kike”, “y esas tres mujeres que han sustituido a tu madre, vivo para ellas” dice, “porque es a quienes les debes lo que vas a ser”.

NPP: ¿Tendría como unos seis, siete años?

AOT: Siete años. Si porque Humberto me llevaba once a mí. Y  esta carta fue en 1912 y yo nací el dieciséis, Humberto nació el seis. Tenía seis años.

NPP: El trece ha de haber sido cuando mataron a Madero ¿no?

AOT: Si.

NPP: El trece fue el cuartelazo.

AOT: Pues entonces, le dice “si acaso no regreso, lleva la frente en alto y di que eres hijo de una víctima de la revolución”. Así le dice.

NPP: No pues muy bonita.

AOT: Yo tengo tres recuerdos de tres movimientos que nos dieron patria. La carta de mi padre de la revolución, que nos dieron la patria que vivimos.

NPP: A su hermano Humberto ¿no?

AOT: Si. Que me la dio él cuando fui gobernador. La espada de Mariano Escobedo.

NPP: ¿Del siglo pasado?

AOT: La espada del soldado de la reforma que mandó fusilar a Maximiliano.

NPP: ¿A si? ¿En el Cerro de las Campanas allá en Querétaro? ¿Era el soldado que tenía al pelotón?

AOT: El general Mariano Escobedo, que cuando se adhirió a Juárez era coronel y acabó siendo general de división, defendiendo.

NPP: ¿Y esa espada cómo llegó a sus manos?

AOT: Se la regalaron a mi padre. Y un vale, firmado el veintinueve de octubre de 1810, por don Miguel Hidalgo. La independencia, la reforma y la revolución.

NPP: Tiene tres tesoros ahí.

AOT: Los tres movimientos que nos dieron patria.

NPP: Don Álvaro, volviendo a la cuestión de su trabajo agrícola: dice que usted se vino del Yaqui aquí a la costa a abrir, a ser pionero acá en la costa.

AOT: Vivía allá y venía acá cada diez días. Primero venía por el Agua Caliente, por el Aguacatete, bajaba a Punta de Agua, de Punta de Agua bajaba a La Misa, de La Misa bajaba a Morelos, me venía paralelo al ferrocarril.

NPP: ¿Eso para venir a dónde?

AOT: De Ciudad Obregón para acá. Porque entre El Boca Abierta y Empalme, era imposible caminar. Había un colchón de talco como el que había de aquí a la costa.

NPP: ¿Se hundían los carros?

AOT: Si, se enterraban en talco.

NPP: Polvito fino ahí.

AOT: Así. Y luego de Guaymas para acá no había pavimento, eran puros vados, era una cosa imposible.

NPP: ¿Tenía que ir bordeando los cerros entonces?

AOT: Si. Me venía en tren a dormir al hotel, primero al Laval, de Valenzuela y Laborín, y luego al San Alberto.

NPP: ¿No tenía usted casa aquí en Hermosillo?

AOT: No. Y luego me iba al campo, llegaba a casa de Alfonso Hoffer, casado con la hermana mayor de mi señora que ya murió. Me iba en un pick up que tenía yo aquí para ir al campo. Algunas veces pues nos atascábamos, por eso todavía en el pavimento y en el carro ahora con refrigeración, me hecho el termo de agua para ir al campo. Mis hijos se ríen de mí, pero es costumbre [risas]. Porque había épocas en que teníamos que bajarle el aire a las llantas para poder salir o meternos a los colchones de talco. En aquella época llegué a hacer ocho horas en setenta kilómetros, y a tomar agua de la poca que quedó de los radiadores después de que se enfriaba, atascados, por eso cuando fui gobernador me dediqué a hacer caminos. Y dejé mil doscientos kilómetros de caminos en Hermosillo, pavimentados.

NPP: Oiga y siendo agricultor de la costa ¿Perteneció a alguna organización?

AOT: Formamos, Antonio Salido y agricultores de aquí, él los presidió, formamos la Confederación de Asociaciones Agrícolas.

NPP: ¿De Sonora o de la costa de Hermosillo?

AOT: Era la Asociación Agrícola de Hermosillo y yo le dije [a Salido] “la aremos unión”, ira me dijo “pa prestar están los bancos”, y a los dos años hizo la Unión de Crédito Agrícola e Industrial de Hermosillo, esta que está aquí.

NPP: Que todavía subsiste.

AOT: Si. Que es la más grande.

NPP: Bueno, esto es de Estados Unidos.

AOT: No, no, no, aquí.

NPP: [Leyedo] “Zona Agrícola Hermosillense. Apartado postal 334, Hermosillo Sonora”.

AOT: Esto de arriba, cuando empecé a desmontar agarré ese servicio, el de arriba, el National Weather Institute.

NPP: Si, estudio del clima.

AOT: Valía veinticinco dólares por un semestre, le daban seis meses y conforme se iba pasando el calendario le iban cobrando. Después le cobraban a uno veinticinco dólares cada mes y le iban dando seis meses adelantados. Lo tomó la unión y ya dejé de pagarlo, pues soy consejero de la unión, y aquí me lo están mandando. Aquí tiene usted la del veinticuatro de noviembre, la otra viene el quince de diciembre. Aquí viene.

NPP: ¿Sigue sembrando usted?

AOT: Si, aquí en la costa. Aquí viene, usted, hasta mayo del noventa y tres.

NPP: ¿El pronóstico del clima? ¿Y es acertado?

AOT: Si, a medida que, hablan por diez décimas y a medida que se va acercando lo van  ajustando. Ya tiene usted diciembre a estas alturas, hasta diciembre. El grueso de las lluvias es del ocho, del diez al ocho, no hubo lluvia antier.

NPP: ¿Esto es satélite?

AOT: Si. De diciembre no, antes de que hubiera satélites. Estos son, este señor que firma esto, déjame ver  si todavía lo firma él. No ya no lo firma él.

NPP: Viene del instituto yo creo.

AOT: Es uno, si nomás firman del National Weather Institute. No me acuerdo del nombre de este amigo. Este gano, gano una pelea naval, Lampard se apellidaba, una pelea naval con los japoneses.

NPP: Fue marino en la Segunda Guerra, o en Corea.

AOT: De pronósticos marinos. Fíjese, aquí dice “se esperan lluvias del doce al ocho, y del catorce al diecisiete, y del veinte al veinticuatro. Los días más calientes son del once al catorce y del veintiuno al veintiséis, con máximos que llegan los bajos ochentas y fríos…” [se interrumpe grabación]. …Y anunció un tifón que estaba saliendo de las Guayanas en x dirección, ya la marina conocía una salida de barcos de un convoy japonés con tropas de desembarco y escoltado con barcos de guerra. No sabían si iban a Lanai, o quizás también a Hawai. Entonces siguieron observando y este les dijo “en la isla Maui, puede aparecerse la flota americana, porque a tales horas salgan aunque todavía esté la tormenta porque ya pasó el ciclón fuerte” y deshizo la formación japonesa… [se interrumpe grabación].

NPP: ¿Tuvo alguna experiencia militar? ¿Estuvo alguna vez en el ejército? ¿No tuvo ninguna participación?

AOT: Nunca.

NPP: ¿Más que en el colegio militar de Estados Unidos?

AOT: Nomás.

NPP: ¿Pero no aquí en México?

AOT: Nada en lo absoluto.

NPP: Y antes de ser gobernador ¿usted tuvo algún otro puesto de elección? ¿Elección política? ¿Nunca fue presidente municipal de Cajeme?

AOT: El partido me ofreció, tres años antes, figurar entre los precandidatos para el tercer distrito federal electoral de Sonora.

NPP: ¿Para diputado?

AOT: Para diputado federal. Y yo decliné, porque entonces estaba, yo tenía que levantar en ese tiempo en abril, la cosecha aquí en la costa y la cosecha en el Valle del Yaqui también. Ahí mi hermano, el chico, andaba de viaje de luna de miel y pancho estaba encargado del rancho ganadero, y uno no podía estar en dos distintas partes, en la política y en dos distintas trillas.

NPP: Y optó por declinar mejor.

AOT: Y decliné al partido ese ofrecimiento.

NPP: ¿Y ha tenido puestos, usted, directivos dentro del partido?

AOT: Ahorita en el comité consultivo, que tenemos los ex gobernadores, ex presidentes municipales, y nos llaman cuando se trata de algún trabajo. Ahora estuvimos dos horas ahí en el… mucho muy interesante… [se interrumpe grabación].

NPP: Antes de ser gobernador, ¿usted tuvo alguna participación política, alguna posición?

AOT: Las elecciones, tengo yo en una caja de seguridad, un folder con todas las credenciales para ir a votar, desde que fui candidato que vote en la comisaría de providencia en el Valle del Yaqui, era la más cercana a mi casa, desde entonces tengo todas las credenciales.

NPP: ¿Su casa era ahí en la laguna Nainari o algo así, no?

AOT: Ahí era, ahí vivíamos. Yo tenía una casa junto a la de mi madre.

NPP: Ahí vivieron, efectivamente.

AOT: De ahí me vine yo el veintidós de agosto, para tomar posesión el primero de septiembre.

NPP: ¿De la granja Nainair, o de la hacienda Nainari?

AOT: Yo tenía cuartel aquí, en el hotel San Alberto, pero la residencia la tuve allá hasta ocho días antes de tomar posesión. Al meterse el sol venía yo para acá. En Esperanza y Ciudad Obregón  ahí se metía el sol.

NPP: ¿Cómo se hizo su candidatura para gobernador? Si usted estaba súper metido en la vida privada.

AOT: Cuando yo me di cuenta ya estaba metido.

NPP: ¿Usted no había tenido un puesto público anteriormente? En algún gabinete o algo.

AOT: No señor. Iba a comisiones, a México, de agricultores, traté secretarios de economía y de agricultura, por los permisos de exportación, pues durante la guerra vendimos arroz al gobierno norteamericano, arroz moreno que ellos lo pulían en molinos de Estados Unidos. Arroz pulido que se vendía a Cuba. En otros tiempos, antes de la guerra, se exportó arroz a Inglaterra.

NPP: ¿Esto fue en los cuarentas?

AOT: Antes, mucho antes de la guerra se exportó para Europa. Se sembró también linaza que se exportó en la posguerra, por la Casa Bunge, una casa argentina que después la Patricia la trajo a México, “Bunge México”. Ahí aprendí muchas cosas yo, de un judiito delgado, muy inteligente. Me acuerdo que no podíamos sacar dos mil toneladas de linaza que teníamos en el Yaqui, y no había barcos de fondo plano, que se habían hecho durante la guerra, eran disponibles para entrar a Guaymas, cuando no estaba varado Guaymas, porque son casi mil kilómetros de Mazatlán acá, mil de venida y mil de regreso. Y entonces nosotros llevábamos arroz para Cuba, a Veracruz, y ese era también un arroz que se iba a ir Bélgica, Bruselas, y le dije, bueno dijimos “lo llevamos para Mazatlán”, pero en Mazatlán Copel es el dueño de los chalanes y era nuestro competidor.

NPP: La competencia.

AOT: Pues entonces lo llevamos a Veracruz, y no me dice el Felipe este “es que el flete de Ciudad Obregón a Veracruz, es dieciocho pesos más caro que Guaymas-Amberes vía Canal de Panamá, marítimo”, eso no se me olvida [risas].

NPP: Así el señor de preciso. ¿Y entonces fue cuando arreglaron la salida aquí por Guaymas?

AOT: Si. Llegó un barco de fondo plano, los hacía aquel fabricante de autos que ahorita no recuerdo como se llamaba.

NPP: Y entonces todos estos negocios que tenía lo hacían ir a México y tratar con el secretario de agricultura.

AOT: En muchos negocios de agricultura teníamos que tratar con Flores Muñoz o con don Nazario [Nazario S. Ortiz Garza]. A don Nazario lo conocí yo cuando estaba en la Nacional Reguladora que después degeneró en CEMSA.

NPP: Y luego CEMSA en CONASUPO.

AOT: En CONASUPO. En todo eso, que yo estaba muy joven, pero ahí aprendí. Y luego pues la experiencia de gobernador. Y ya la experiencia, aprendí yo a decir, cuando salí del gobierno, “experiencia es lo que se adquiere cuando ya no se necesita” [risas].

NPP: Muy buena frase esa. La experiencia se adquiere cuando ya pasó uno por ahí.

AOT: Ya cuando no la necesitas [risas]

NPP: ¿Cuáles considera usted que fueron las principales cinco obras o acciones de su gobierno, don Álvaro?

AOT: Pues mira hay muchas.

NPP: Ya me había mencionado los caminos, pero como las enlistaría usted.

AOT: Mira de carácter social, durante mi gestión pues una de las cosas que luchamos y se consiguió, fue la afectación del Latifundio Green en Cananea, 360,000 hectáreas en manos de una familia extranjera que tenía ranchos del otro lado y la línea divisoria era un cerco de ellos, ahí nomás pasaban el ganado.

NPP: Importaban y exportaban ahí dentro del rancho. Entonces, eso es algo que hizo su gobierno.

AOT: Yo, cuando yo era candidato visité Cananea, el ocho de mayo de 1955. Y le informé a don Adolfo Ruiz Cortines: sofocada por el latifundio, en una disparidad, los americanos viviendo en una opulencia y los latinos, a pesar de estar dentro de sus sindicato, pues estaban muy postergados, a pesar de todo lo que habían ganado, las leyes [y] que ahí fue la cuna del sindicalismo, porque fue antes de  Río Sonora.

NPP: De Río Blanco.

AOT: Río Blanco. Era necesario acabar pues, además ese latifundio estaba al marguen de dos leyes: la ley de extranjería que prohíbe tener propiedades a cincuenta kilómetros de la frontera o a cien kilómetros de la costa.

NPP: ¿Y usted estaba en contra de eso?

AOT: Eso me tocó conocerlo cuando se formó la Aseguradora del Noroeste en Ciudad Obregón, que se iba a hacer un edificio para la aseguradora del Noroeste, en un punto en Ciudad Obregón, y hubo que estudiar si el punto estaba a más de 50 kilómetros del mar. Son cincuenta kilómetros del mar y cien de la frontera.

NPP: ¿Y era de propiedad extranjera la aseguradora?

AOT: No, pero por si había accionistas extranjeros en la aseguradora, y si había extranjeros que vivían ahí en el Valle del Yaqui, por fortuna estaba lejos de los 50 kilómetros y se pudo hacer el edificio, ahí aprendí eso. Y aquí éstos [refiriéndose a la familia Greene] estaban en la línea, pasaban el ganado de un potrero a otro, el potrero estaba del otro lado, eran amos y señores, se veía el contraste de las casas de los obreros [y] los funcionarios gringos. Era muy notorio, yo se lo dije al presidente y me dijo “pues hay que acabar con esto”. Entonces él [Adolfo Ruiz Cortines] dio… bueno terrenos nacionales estaba incorporado a agricultura [la Secretaría de Agricultura] en aquel tiempo. A agricultura a través de Gilberto Flores Muñoz, Secretario de Agricultura, entraron en contacto con personas indicadas, con Billy Green que era el que venía a Cananea y se había casado con una mexicana.

NPP: Era hijo del…

AOT: … del viejo Green y de la señora esposa de Green que ya había muerto. “El Coronel”, le llamaban coronel como el de los pollos [Al viejo Greene, es decir, William Greene padre, propietario de la mina de Cananea durante la huelga de 1906].

NPP: Si, los del Kentucky, Coronel Sanders.

AOT: En aquella época le llamaban coronel y este amigo ya había muerto [William Green padre], y el administrador del rancho se casó con la viuda, que era la viuda de Winsburg. Y Billy Green, uno de los hijos, que era el que venía a Cananea y hablaba español, porque los otros no hablaban español, llegaban nomás a Bisbee al otro lado de la línea, y otra ley que estaban ellos violando… 260,000 hectáreas en cinco municipios, entonces el gobierno federal consiguió una opción [de compra] con Billy Green, y Billy Green les dio una opción al gobierno, fue cuando un cinco de febrero estábamos en la plaza…

NPP: ¿En Cananea?

AOT: No, aquí en la Juárez, el jardín Juárez festejando la ceremonia. Yo le había pedido al presidente del Supremo Tribunal del Estado, el licenciado Tapia Quijada que era un cananense distinguido, que él dijera el discurso de los tres poderes, y me habla el secretario privado del señor presidente diciéndome que Cananea se había nacionalizado ya, por teléfono me mandó el recado, y este licenciado Tapia se emociona y lo hace público, y yo se lo pasé para que lo hiciera público. Bueno pues, resulta que dio la opción Billy Green, pero de los siete hermanos él controlaba tres, tres controlaba Frank que era un ciego.

NPP: ¿Otro hermano?

AOT: Otro hermano, y una hermana le hacía a la esquiadora, unas veces estaba con Billy otras veces estaba con Frank.

NPP: Era la que decidía la situación.

AOT: Ahí era donde se definía. Y a la hora de la hora se volvió sello la opción y estaba la cosa medio caliente. Llego yo de vuelta, pues me voy a México y hablo con don Adolfo en una audiencia y me dice “¿No te ha hablado Gilberto Flores Muñoz?”.

NPP: ¿Secretario de Agricultura?

AOT: Secretario de agricultura, “¿No te ha hablado de Cananena?”, “No señor presidente”, “Habla con él de Cananea antes de irte”, “Si señor presidente”, era de pocas palabras. Voy a ver a Flores Muñoz y le digo “oiga me dijo esto el señor presidente…”, “¿Ha si?, por favor ahora que valla hable con el representante de los Green”.

NPP: ¿Qué presidente era, perdón?

AOT: Ruiz Cortines. Ruiz Cortines no quería expropiar, y “Hable con el representante de los Green, porque se anda atorando esto. Que le pongan precio al terreno” [le dijo al representante de los Greene].

NPP: ¿Debía ser un mecanismo de compra?

AOT: De compra. Y llego aquí y había un mensaje de Segura, que era un vasco que quedó encargado del rancho [de los Greene], ya Winsburg había muerto, ya le había enterrado dos.

NPP: ¿La viuda? [Risas].

AOT: [Risas] Quejándose [Segura] de que so pretexto, según él, de que para lavar oro en el arroyo de Cuitaca, Jacinto había invadido Cuitaca.

NPP: ¿Jacinto López?

AOT: Jacinto López. Y llamé a Segura y le dije “Yo…”, yo no tenía más experiencia entonces que un año de gobernador, y llamo a Segura, ya habían llegado dos o tres mensajes y le enseño el último, y le digo “mire”, Segura ahí lo conocí, “recibí este mensaje suyo” le dije, “y soy enemigo de darle aspirinas al enfermo”, “que bueno señor gobernador, que van a ponerle un hasta aquí a esto”, “si señor” le dije. No le dije del Secretario de Gobierno, del Secretario de Agricultura, porque le restaba fuerza.

NPP: De Flores Muñoz.

AOT: Tampoco le dije del señor presidente porque no era cierto, dije “Traigo instrucciones del gobierno federal” vaguedades [risas], “de hablar con usted, ¿cuándo se van a reunir los señores Green?”, “pues se van a reunir en agosto, en Bisbee”, “pues para que hable con ellos, que le pongan precio al terreno”, “¿y si no quieren vender?”, se le salió la pregunta, “entonces se seguirá el camino de la expropiación” le dije, “más corto, más fácil, pero más incómodo para ustedes”. Se la aventé de mis pistolas.

NPP: O sea… ¿No era tal la instrucción?

AOT: No pero…

NPP: ¿Pero había que presionar?

AOT: A una contestación así “¡¿Y si no quieren vender?!”. [En el tono en como relata Obregón Tapia la respuesta de Segura de “¿y si no quieren vender?”, da a entender que se trató de una pregunta con tono arrogante, levantando la voz, es decir, como retándolo]. Si me dice “pues vamos a ver que dicen”… no lo contesto así [es decir, con la amenaza de expropiar].

NPP: ¿Se llevó a cabo finalmente la…?

AOT: Bueno. Le dije [Obregón a Segura] “el veintisiete de agosto me voy yo a México, al informe del señor presidente, me voy tres días antes, allá voy a estar” yo le dije.

NPP: ¿Esto se lo platicó a Segura?

AOT: Si. “Llego el veintiocho de agosto, el veintisiete en la noche a México”. Entonces me habla y me dice “señor gobernador, ya hablé con los señores Green”, “bueno déjeme comunicarme, ¿dónde está usted?” en tal parte, “bueno yo me comunico con usted”. Ya estaba yo en México, “mire señor Segura, recibí instrucciones de que se…” todavía haciendo una pausa, “de que se comunique, que vaya usted a ver al Secretario de Agricultura mañana a las diez de la mañana”, “bueno” dice, “¿va a estar usted allá o va a ir usted conmigo?”, “no” le dije, “mi intervención ya terminó, ahora le toca a usted, buenas noches” y le colgué. Y le hablo a Gilberto [Flores Muñoz] y le dije esto y esto con este señor. Pues siguió el estira y afloja y no querían vender. El veintidós de agosto, ocho días antes…

NPP: ¿De qué año perdón? ¿Cincuenta y seis? ¿Cincuenta y siete?

AOT: Cincuenta y siete. El veintidós de agosto del último informe de Ruiz Cortines se publicó la expropiación.

NPP: ¿Por qué entonces ellos nunca quisieron vender?

AOT: Sin vender. El veintidós de agosto. Déjeme ver… [Se interrumpe la grabación].

NPP: ¿Por qué no revisamos el álbum?

AOT: Aquí puede usted ver los primeros tres años, y los subsecuentes fue en otro informe.

NPP: ¿Este fue su gabinete?

AOT: Si.

NPP: ¿Si me permite leerlo?

AOT: Ahí está.

NPP: “Licenciado Guillermo Acebes Romero, secretario general de gobierno…” ¿Este es el periodo en el cual fue secretario?

AOT: Si, los tres fueron.

NPP: Ajá, o sea, Acebes Romero fue de septiembre del cincuentaicinco a junio del cincuentaiocho, ingeniero Leandro Soto Galindo, secretario general de gobierno de junio del cincuentaiocho a octubre del cincuentaiocho, Francisco M. Enciso, actual secretario general de gobierno (en este álbum), señor José Santos Gutiérrez, tesorero general del estado, ingeniero Idelfonso de la Peña, director de comunicaciones y obras públicas, profesor Horacio Soria La Rea, director general de educación pública, licencia Carlos Aguilar Silbas, director de trabajo y prevención social, doctor Guillermo Soberanees, jefe de los servicios de salubridad y asistencia, doctor Carlos Tapia Téllez, director del hospital general del estado, licenciado Adolfo  Ibarra Seldner, procurador general de justicia del estado, señor Ramón Beltrán, jefe del departamento de compras y ventas.

AOT: Ya cayó, siendo tesorero después.

NPP: Señor Jorge Villarreal, director estatal de turismo, prensa y publicidad del gobierno del estado.

AOT: Ya murió también.

NPP: Señor Gerardo Loustaunau, oficial mayor de gobierno.

AOT: Ya murió.

NPP: Ingeniero Oscar Pinto Lujan, subdirector de comunicaciones del estado.

AOT: Ya murió.

NPP: Señor Ignacio Pesqueira, director de estadística, ingeniero Alfonso Fernández Efes, director de obras públicas y gerente del distrito de riego.

AOT: Ya murió.

NPP: Señor Rubén Dessens Urrea, jefe del departamento de inspección y control de ganadería.

AOT: Ya murió.

NPP: Señor licenciado José Enciso Ulloa, presidente de la junta central de conciliación y  arbitraje del estado.

AOT: Ya murió.

NPP: Ingeniero José Alejandro Zarza, subdirector de agricultura y ganadería, ingeniero Francisco Navarro Aguirre, jefe de la oficina de la pequeña irrigación, ingeniero Eugenio Ceretti Pérez, presidente de la comisión agraria mixta del estado.

AOT: Este ya murió y este también.

NPP: Licenciado Manuel B. Azuela, del departamento jurídico, y general Juan Macías Gutiérrez, jefe de publicidad. ¿Me podría permitir sacar copia a algunas páginas?

AOT: Si.

NPP: Las páginas de estadísticas. Jardines de niños, para el año del cincuentaicinco-cincuenta y seis, había 5,036, para el cincuentaisiete en un momento había 5,656.

AOT: Mire, yo recibí cuarentaiocho millones de presupuestos y mire que tipo de escuelas hacía.

NPP: Si, muy sólidas, de concreto.

AOT: Edificios escolares, todo en la sierra, en lo más poblado del estado [Se interrumpe grabación] El ingeniero que fue secretario de comunicaciones y antes, fue jefe de obras públicas.

NPP: ¿Carrillo?

AOT: De Uruchurtu me dijo “es el 50% de la… el área que ocupa, y el 50% en la laguna en México” [Se interrumpe grabación].

NPP: ¿La medalla de oro?

AOT: A las dos por cincuenta años de servicio. A las dos nachitas, Nachita Fimbres y Nachita Amante [Profesoras que fueron premiadas por Obregón Tapia en 1956 por cumplir  cincuenta años de servicio docente], aquí están las dos. Me dijo López Mateos “Esto es lo más grande que ha hecho usted”. Y cuando él entró a la presidencia de la república.

NPP: “Premio al mérito de perseverancia”.

AOT: Se llamaba “La Medalla Altamirano” [con la que premió a las profesoras Amante y Fimbres].

NPP: A nivel nacional ¿no?

AOT: Si.

NPP: Enseñanza secundaria, educación física.

AOT: Ahí están los maestros Soria.

NPP: Estaba joven usted.

AOT: Cuando di la medalla bajé y fui por ellas, por Nachita Amantes y Nachita Fimbres y las introduje.

NPP: ¿El licenciado Encinas qué puesto tenía en su gobierno?

AOT: Era diputado y luego fue rector.

NPP: De su puesto de la Universidad de Sonora.

AOT: Este es el primer congreso, aquí está la primera diputada mujer.

NPP: ¿Diputada local verdad?

AOT: Si, a mí me tocó la primer votación de mujeres.

NPP: ¿Cuándo se iniciaron en las elecciones la votación de mujeres? En Sonora.

AOT: En la elección mía, porque Ruíz Cortines fue el que le dio el voto a la mujer.

NPP: Edificios públicos, casas construidas por la administración… [Leyendo]

AOT: La colonia Burócratas.

NPP: ¿Cuál es esa colonia? ¿Es aquí en Hermosillo?

AOT: Si, la Constitución está aquí en el bulevar.

NPP: ¿La colonia Constitución?

AOT: Casas con una recámara en $30,000.00 pesos, con dos recámaras en $40,000.00 pesos.

NPP: ¡Deme diez! [Risas]

[Se interrumpe grabación]

AOT: Los pueblos y la gente cooperando en él. Un año, el último año de este set de los primeros tres, el último año le puse el agua a cincuenta pueblos.

NPP: Usted estuvo hasta el sesenta y uno ¿no?

AOT: Sesenta y uno, sí.

NPP: Total tubería que enviaron… [Leyendo] 77,400 metros.

AOT: Setentaisiete kilómetros, serían. Agua potable. Lo que está haciendo ahora el gobierno federal mira este es el primer pueblo.

NPP: Esto es solamente de los primeros tres años.

AOT: Si.

NPP: Electrificación… ¿Todo esto lo hacía en coordinación con el gobierno federal verdad?

AOT: Si.

NPP: Porque la electrificación es obra federal.

AOT: En terceras partes.

NPP: Era tripartita. Comunicaciones… ¿Cuánto hizo de caminos? No sé si allá decía…

AOT: No, aquí era la tercera parte, pero allá en el desierto no, para los caminos yo me di maña.

NPP: ¿Cómo hizo para los fondos?

AOT: Pues yo venía del sector agrícola, le saqué la sexta parte, la mitad al sector agrícola.

NPP: ¿A los agricultores?

AOT: Tercera parte el gobierno federal y yo puse la sexta.

NPP: ¿A si?

AOT: Si [Risas].

NPP: Entonces le salió barato al estado ¿no?

AOT: Si pues, solamente así. Mire las guarderías con… [Ojeando un libro]

NPP: Con equipo instrumental moderno

AOT: ¿Qué guardería tiene esto?

NPP: Consultas externas…

AOT: El hospital del Estado lo recibí con $400,000,000.00 de pesos, y lo dejé, no, $400,000.00 pesos, y lo dejé con $4,800,000.00, pesos.

NPP: Servicios de salud, medicamentos administrados, nacimientos 144,000, ¿todo esto era a través de todas las clínicas de salud del estado?

AOT: No, es el Hospital General del Estado.

NPP: Exclusivamente. Total de operaciones 2,477.

AOT: Esto es de las guarderías… [Se interrumpe grabación]…les daban un huevo cocido, una pieza de pan y una fruta, y un vaso de leche. Un cuartito de leche. El huevo y el pan.

[Finaliza grabación]

[1] Pineda Pablos, Nicolás, “Orígenes de los gobernadores de Sonora”, Clío, Vol. 3, Núm. 13, 1995.

[2] Maestro en Ciencias Sociales por El Colegio de Sonora. Para una mejor lectura, se acomodaron las frases encimadas, fueron omitidos de la transcripción todas las muletillas, pausas y partes que quedaron inconclusas. En ocasiones se completaron oraciones con texto autoría del transcriptor, encerrado en corchetes para distinguirlo de la transcripción textual.

[3] Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica, perteneciente al Instituto Politécnico Nacional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s